sábado, 10 de noviembre de 2012

LOS MEJORES PAGADORES DE LA HISTORIA


Es una realidad incontrastable. El kirchnerismo demostró ser, desde el 2003 a la fecha, el gobierno más pagador de los intereses de la mayor estafa al pueblo argentino: la deuda externa. Ni Néstor en su momento ni Cristina en la actualidad han hecho un mínimo de revisionismo en referencia a este principal instrumento de esclavización y sometimiento del Poder Mundial, de las altas finanzas globalizadoras del Nuevo Orden Mundial.

Contraída de manera sistemática desde 1976 con la feroz reforma neoliberal del ministro de Economía del Proceso, José Alfredo Martínez de Hoz, la misma aumentó de manera exponencial desde 1983 en adelante, con los sucesivos gobiernos pseudo-democráticos que arribaron al poder. Alejandro Olmos, insigne patriota fallecido el 24 de abril del 2000, demostró que la deuda externa se contrajo de manera totalmente fraudulenta e ilegítima, que se conformó por una mafia financiera local e internacional.

En memorable e histórico fallo, el juez federal Jorge Ballesteros (después de haberse iniciado 18 años la causa contra la deuda) expresó en su lapidaria sentencia que con la misma “se puso al país de rodilla”, juzgando responsables de innumerables maniobras dolosas tanto a ministros, altos funcionarios y banqueros.

Y es precisamente el kirchnerismo (verdadero cadáver partidocrático) el que ha pagado como ningún otro los sistemáticos y exorbitantes intereses de algo tan ilegal y fraudulento, que ha demostrado tener una muy alta vocación pagadora hacia los tiburones de la Usura Internacional.

A esta funcionalidad con el latrocinio se le agrega la demagogia barata y el discurso pseudo-nacional, que pretende mostrarnos (muy burdamente desde ya) que el problema de la deuda “se ha solucionado” y que estamos bajo una política de “desendeudamiento”.

¡Compatriotas! ¡Es imperdonable la burla que se le hace una vez más al pueblo argentino! Pero esto no es más que un circo montado desde el exterior en donde los cipayos de turno se entregan hacia sus verdaderos amos. La deuda externa no sólo se sigue pagando –con sus nefastas consecuencias sociales– sino que sigue aumentando. Según el mismísimo informe oficial del ministerio de Economía, el stock de la deuda externa al 31/12/2011 era de 190.200 millones de dólares.

 En la actualidad, el gobierno paga religiosamente fuertes intereses a organismos paradigmáticos de la rapiña capitalista: Banco Mundial, BID, como antes el FMI, haciéndolo también con acreedores privados. Y para esto emplea, con descarada inmoralidad, activos financieros extraordinarios y/o auxiliares del Estado como las reservas del BCRA (a pesar de que su Carta Orgánica prohíbe otorgar préstamos al Ejecutivo por Ley N° 24.144, art. 19, inciso a); fondos del ANSES; recursos de la coparticipación de impuestos tomados del Fondo de Aportes del Tesoro Nacional y préstamos de diversos entes u organismos (Banco de la Nación Argentina, AFIP, Lotería, PAMI, fondos fiduciarios).

¡Argentino! ¡No te dejes engañar! La impostura, la desidia, la demagogia, los amigos usureros, los capitalistas del poder, los beneficios oligárquicos como clase y la funcionalidad al explotador capitalismo financiero es lo que en realidad define al kirchnerismo. En definitiva, Cristina gobierna tal como lo hiciera Bernardino Rivadavia en el siglo XIX (que endeudó por primera vez a la Argentina en 1824): de espaldas a la triste realidad del país.




DARÍO - ALTERNATIVA SOCIAL ZONA SUR, 03/08/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario