martes, 18 de diciembre de 2012

EL NACIONALISMO ARGENTINO DESDE UNA PERSPECTIVA HISTÓRICA


Alternativa Social levanta las tradicionales banderas de la Libertad y de la Patria, de la Justicia Social, la Soberanía Política y la Independencia Económica. Se identifica con un profundo Nacionalismo que se refleja desde lo histórico en la tradicional línea San Martín – Rosas – Perón.

Como portador de nuestra Identidad y de nuestro Ser Nacional, el Nacionalismo es ese mismo pueblo en armas de las gloriosas y épicas jornadas de la Reconquista y de la Defensa de la ciudad de Buenos Aires –en el marco de las invasiones inglesas de 1806 y 1807– donde se empezó a gestar nuestra Nación. Es también el pueblo que apoyó, con tantos sacrificios y desprendimientos de bienes personales, la guerra de independencia contra España, comandada por el ilustre General Don José de San Martín y a los que se suman próceres de la estatura de Manuel Belgrano, Manuel Dorrego, Martín Miguel de Güemes y José Gervasio Artigas.

Es el pueblo de la divisa punzó, del estandarte federal del Briagdier General Don Juan Manuel de Rosas que no se doblegó ante ningún poder extranjero, y cuyo máximo ejemplo de dignidad se cristalizó en el combate de Vuelta de Obligado, el 20 de noviembre de 1845. Es el argentino que después de tanto procerato liberal cipayo va a empezar a ser reivindicado por Hipólito Yrigoyen; que va a gritar presente en la heroica jornada nacional y popular del 17 de Octubre de 1945, acompañando sin ningún tipo de concesiones a su Conductor, al por entonces Coronel Juan Domingo Perón. Es también el que acompañó fervorosamente la recuperación de nuestras Islas Malvinas el 2 de abril de 1982, otra gesta que sin lugar a dudas entró en los laureles de la Patria Grande.


¿Por qué San Martín?

Porque sin lugar a dudas es el Padre de la Patria. Luchó por la libertad de nuestro país y de Hispanoamérica contra España a pesar de la falta de apoyo de los diferentes gobiernos unitarios de la época, en definitiva gobiernos criminales que sólo se inspiraban en Inglaterra y que siempre demostraron estar de espaldas a la realidad del país.

Es el Padre de la Patria porque fue el verdadero impulsor del Congreso de Tucumán, impregnando de heroísmo y de firme decisión a los diputados que asistieron en un momento más que difícil donde parecía que nuestras armas se desmoronaban ante los españoles. La batalla de Sipe-Sipe, librada en octubre de 1815 en el Alto Perú y pocos meses antes de la apertura del famoso Congreso, va a dejar un saldo de 2000 muertos en nuestras filas con un gran desbande, finalmente compensado con las gloriosas milicias salto-jujeñas del heroico Güemes.

Y lo que precisamente constituyó el acto político y jurídico-fundacional de nuestra soberanía fue la Declaración de la Independencia del día 9 de julio de 1816, que se ratifica con el agregado al Acta de la frase “libre e independiente de toda otra forma de dominación extranjera”, establecida el día 19 de julio de ese mismo año.

En ese espíritu libertario y de sacrificio, San Martín siempre se va a reconocer en los valores tradicionalistas heredados, haciendo causa común con el federalismo y en especial con el Restaurador de las Leyes. Y como verdadero artífice de nuestra libertad nos va legar lo más importante para todos los que anhelamos el resurgir de la Patria Grande: que debemos dejar de lado la comodidad burguesa y emprender acciones que verdaderamente valgan la pena; que debemos tener un espíritu heroico en la vida en el sentido de hacer efectivo el postulado de que toda empresa libertadora y patriótica debe estar por encima de cualquier egoísmo personal.


¿Por qué Rosas?

Porque es el Padre del Nacionalismo argentino. Como gobernador de Buenos Aires y primera magistratura del país va a lograr lo que ningún político hasta el momento había logrado, la unidad nacional. En este sentido va a priorizar los pactos interprovinciales, dando origen al Pacto Federal de 1831 en donde primero se buscó articular a las provincias anarquizadas por los unitarios para luego organizar el país bajo la forma federal y con la sanción de una constitución.

La Junta de Representantes (el organismo encargado de designar al gobernador de Buenos Aires) ya le había otorgado a Rosas en 1829 –cuando asume por primera vez– la Suma del Poder Público por ese clima de guerra civil existente con los unitarios extranjerizantes. Al consolidar el orden y la paz a nivel interno, la Legislatura porteña le va a otorgar el título honorífico de Restaurador de Las Leyes, dándosele además el grado militar de brigadier.

Obrando como el más argentino de todos, exaltó los valores nacionales y criollos. Su claro y decidido proteccionismo económico terminó con el liberalismo retrogrado que tanto había servido a los intereses imperialistas. La exclusiva navegación de nuestro ríos dio paso al desarrollo de una importantísima marina mercante. Su famosa Ley Nacional de Aduanas generó un gran impulso y protección a la industra nacional frente a todo lo foráneo inglés. La fundación del Banco de la Provincia de Buenos Aires puso fin al dominio y al monopolio del crédito y del metálico en nuesro país por parte de la especulación y la usura inglesa. Y también de destacable, una reforma agraria (enfrentándose a enfiteutas y concentradores  ingleses) estableció un reparto más justo de tierras productivas.

Va a defender la Patria de manera enérgica y digna frente a las tentativas colonialistas, destacándose la defensa nacional frente a la agresión francesa de 1838 y frente a la agresión anglo-francesa de 1845. Y siempre contando con el total apoyo del pueblo –salvo el grupo unitario cipayo–. Inclusive el mismísimo Libertador General San Martín le va a escribir desde su retiro poniendo de manera simbólica su espada y su persona al servicio de la Nación, felicitando al Restaurador por la heroica resistencia en Vuelta de Obligado y reconociéndolo como defensor de la independencia americana.

En definitiva, Rosas va a encarrilar a la Nación fomentando un sentimiento patriótico. El estableciendo y uso obligatorio de la divisa punzó en todo el país para la administración pública, las escuelas y el ejército fue otra prueba cabal de ello. Para el Padre del Nacionalismo, la palabra “Federación” significó amor a la Patria y apego a nuestras tradiciones.


¿Por qué Perón?

Porque la doctrina nacional-justicialista, también rodeada de una mística y de un espíritu argentinista, estableció claramente una unidad de concepción para una unidad de acción. El legado de la Justicia Social, de la Soberanía Política y de la Independencia Económica. Toda una lucha (con proscripción incluida) al servicio de la causa nacional. Es el general Perón que como ningún otro presidente en la historia de nuestro país va a reivindicar a los trabajadores con amplias medidas socialistas, realizando una efectiva distribución de la riqueza y armonizando las relaciones entre el Capital y el Trabajo.

El peronismo fue sin lugar a dudas la doctrina libertaria del siglo XX, reflejada también en el principio de la “Tercera Posición”, o sea, de un posicionamiento totalmente libre ante los embates de las izquierdas y de las derechas, del marximo y del capitalismo, del imperialismo yanki y del imperialismo soviético de esa época, siempre manejados por el Poder Oculto, por la Sinarquía Internacional al decir del líder justicialista.

Con una fuerte política de industrialización interna (también como nunca antes visto en el país) la independencia económica tuvo como finalidad reconquistar las fuentes de riqueza de la Nación para hacer un reparto más equitativo, para mejorar la calidad de vida de los argentinos: desligando al país de todo organismo financiero usurero y sin deuda externa; nacionalizando el Banco Central de la República Argentina como así también los sectores estratégicos de la economía; llevando adelante una verdadera integración económica a nivel latinoamericano.

Y todo ello a pesar de la terrible presión ejercida por EEUU, el país “bueno” y “democrático” vencedor en la 2da Guerra Mundial. En definitiva va a ser la consolidación de la Comunidad Organizada: una Nación, un Estado y un Líder que orgánicamente cumplen una misión en común.




DARÍO - ALTERNATIVA SOCIAL ZONA SUR, 18/12/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario