martes, 10 de septiembre de 2013

¿QUÉ ES EL NACIONALISMO?


El Nacionalismo es una cosmovisión (en el sentido de un sentimiento de fondo) para que un pueblo tenga una vida orgánica, sana y natural. Esta cosmovisión se plasma en una doctrina (o cuerpo de ideas rectoras) y se pone en práctica a través de un movimiento político de resuelto espíritu de lucha. De aquí la famosa expresión “unidad de concepción para la unidad de acción”.

Los ejes vertebradores de la doctrina nacionalista son cuatro: la Soberanía Política; la Independencia Económica; la Justicia Social y la defensa de los valores nacionales. El fin último y absoluto es el establecimiento del Bien Común en toda la Nación, en todo un pueblo con destino de grandeza.

En la Soberanía Política se encuentra la capacidad propia de decidir y sin ningún tipo de manipulación extranjera. En la Independencia Económica está implícita la idea de romper lazos con el sistema plutocrático-capitalista (que asfixia a las naciones del mundo con sus diferentes estructuras económicas de dominación), estableciendo una economía que se subordine a las verdaderas necesidades humanas de los argentinos y no a la especulación agiotista, a la usura o ingreso de dinero sin esfuerzo.

La Justicia Social implica la puesta en práctica de un auténtico socialismo, de una verdadera representación y amplísima reivindicación de intereses sociales, poniendo a la Comunidad Nacional en el centro de la vida del país y por consiguiente entendiéndola como lo más valioso. La defensa de los valores nacionales busca resaltar siempre la memoria colectiva y la tradición de todo el pueblo, requisito fundamental para entender de dónde venimos y hacia dónde vamos.

De lo anterior se desprende claramente que el Nacionalismo no se reconoce en ninguna de las categorizaciones ni etiquetas del Sistema. Es decir, que no está ni a la derecha, ni a la izquierda ni al centro del actual Sistema o Régimen de Dominación, que tampoco es “oligárquico” o “capitalista” sino que se planta en la vereda de enfrente. Por consiguiente  no es una simple “ideología” o “fenómeno político”. El Nacionalismo (al ser cosmovisional) se halla en la esencia misma de un pueblo que tiene arraigo a una tradición y a un suelo, a una Comunidad Nacional con valores propios.

Pero la concepción cosmovisional e ideológica del Nacionalismo, por más que se defina como la más justa y noble, no tendrá sentido si sus principios doctrinarios no se acoplan a un movimiento de total acción. El nacionalista comprende cabalmente que la única manera de amar a la Patria consiste en sacrificarse por ella.

También es muy importante señalar que la personalidad juega un rol vital, ya que toda gran idea llevada adelante siempre es el resultado de la gran capacidad creadora de un hombre. Esto genera como consecuencia la conformación de una autoridad política legítima, la mejor, la más apta y de mayor capacidad de mando; que precisamente por su grandeza y personalidad no sólo será agradecida ante los demás, sino que generará la unión de toda la Comunidad afín a la Tradición y al Ser Nacional.

Y esa autoridad política, legítima y con libertad de acción propia, ejercerá siempre soberanía política y nacional. Garantizará a sangre y fuego el “señorío de lo propio”, en donde hasta el ínfimo de los argentinos tendrá un trato de honor.

Ahora bien ¿creemos que podemos ser todos nacionalistas por el sólo hecho de querer lo mejor para el país o por sentirnos identificados con nuestros valores? La única manera de amar a la Patria consiste en sacrificarse por ella. Para emprender este noble y heroico sacrificio primero debemos tener un sincero y auténtico cambio interno. Estar plenamente identificados y esclarecidos por la Causa a defender, construyendo una personalidad caballeresca y una voluntad firme que nos haga trascender como verdaderos patriotas.

La lealtad a los principios rectores del Nacionalismo, ganando las calles con arrojo y valor, siempre nos hará indestructibles. Fortalecidos de manera conjunta, el Orgullo Nacional común a todos será como una coraza indestructible. 

  

DARÍO – ALTERNATIVA SOCIAL / GENTE EN ACCIÓN ZONA SUR, 10/09/2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario